¿NEGOCIOS O JUBILACIÓN EN PANAMÁ?

¿NEGOCIAR O JUBILARSE EN PANAMÁ?

INMIGRACIÓN

Las personas que desean convertirse en residentes panameños o que están considerando Panamá como residencia permanente tienen una variedad de opciones.
En este artículo hablaremos de tres grupos diferentes y dejaremos otros para futuros artículos. Digamos que desea trasladarse a Panamá por una de las siguientes razones: a) a trabajar, b) crear una empresa, o c) jubilarse.
Seguimos diciendo "aquí", porque, aunque prestamos nuestros servicios tanto en Panamá como en el extranjero, a través de nuestra red internacional de aliados estratégicos, este acogedor y tropical país entre el Pacífico y el Caribe, es al que orgullosamente llamamos hogar.

La posibilidad de trasladarse a Panamá por motivos de trabajo.
Por lo general, a los extranjeros contratados en nuestro país se les conceden visados temporales.

Para contratar a un extranjero, una empresa panameña debe cumplir la regla del 10% o del 15%. Esto significa que por cada 10 panameños, la empresa puede contratar a un extranjero, y en cuanto al 15%, se trata de extranjeros que son expertos o técnicos. Sin embargo, hay excepciones, como la SEM (Sede de Empresas Multinacionales), que es un régimen muy especial que no aplica estos porcentajes restrictivos. Por su parte, el visado de las Naciones Amigas permite solicitar un permiso de trabajo temporal por un periodo de tres años, lo que lo hace mucho más favorable para los extranjeros que desean abrir un negocio o trabajar en el país.
El primer paso es crear su empresa en Panamá.
Tanto si inicia un negocio desde cero, como si trae una empresa ya establecida de su país o se asocia con empresarios locales, nuestro país le ofrece varios tipos de empresas que puede crear, como sociedades limitadas, sociedades de responsabilidad limitada y sociedades anónimas, que son las más populares. Para evitar multas, debe asegurarse de que su empresa recibe el asesoramiento jurídico necesario.
Como parte de estos requisitos, la empresa debe obtener un Aviso de Operación, que no es más que una notificación al Gobierno panameño de que ha comenzado a operar. Además, debe registrar la empresa en la Caja de la Seguridad Social, la Dirección General de Ingresos y el Ayuntamiento correspondiente.
La opción de jubilarse en Panamá.
En nuestro país, un extranjero que ya se haya retirado de su actividad empresarial o profesional encontrará estabilidad y una seguridad sin igual. En cambio, ofrece descuentos en toda una serie de bienes y servicios, lo que le permite ahorrar y disfrutar aún más de su fondo de pensiones.
El visado más solicitado por los pensionistas es, de hecho, el Visado de Turista Pensionista, que ofrece a los pensionistas no sólo descuentos (a partir de 60 años para los hombres y 55 para las mujeres), sino que también les permite importar un vehículo cada dos años libre de impuestos de aduana y enseres domésticos por valor de hasta 10.000 dólares sólo una vez al año.

 

 

Al considerar si hacer negocios o jubilarse en Panamá, hay varios factores a tener en cuenta. Panamá tiene una economía en crecimiento, con un clima político estable y un entorno empresarial favorable. El país ofrece diversos incentivos a los inversores extranjeros, como exenciones fiscales y programas de residencia. Además, la situación estratégica de Panamá como centro neurálgico del comercio y el transporte internacionales lo convierte en un destino atractivo para las empresas. Por otro lado, jubilarse en Panamá también ofrece numerosas ventajas. El país presume de un bajo coste de la vida, una asistencia sanitaria asequible y una amplia gama de comunidades y servicios para jubilados. El clima cálido, los bellos paisajes y la vibrante cultura de Panamá hacen de este país un lugar atractivo para pasar los años de jubilación. En última instancia, la decisión de hacer negocios o jubilarse en Panamá depende de las preferencias individuales, los objetivos financieros y las opciones de estilo de vida.

Responsive Menu
Add more content here...